Una red con visión de vida, comprometida con el bienestar, el respeto y la evolución de la consciencia

Introducción a la Naturopatía

Autor: Àngel Perera Izquierdo

Fecha de publicacion: 13/07/2011

La naturopatía es la ciencia de la salud que se encarga de estimular el sistema vital y la fuerza de auto-curación interna propia de cada cual.

La naturopatía sostiene como uno de sus pilares básicos, el de la unidad orgánica, que dice que el cuerpo es un solo órgano, por lo que trata a cualquier enfermedad de forma conjunta y global. Otro de sus principales criterios, es que sostiene la premisa de que no hay enfermedades sino enfermos, al referirse más al terreno o a la predisposición a sufrir cualquier tipo de enfermedad, debida -por ejemplo- a un sistema inmunitario deficiente, malos hábitos de vida, falta de ejercicio, respirar aire contaminado, alimentación antinatural, consumo de sustancias tóxicas, estrés desmesurado, etc.

La naturopatía selecciona y utiliza todos los elementos inocuos que la Naturaleza nos ofrece libremente; reconoce y rechaza los perjudiciales para la salud y también comprende y respeta todas sus leyes, con el fin de llegar al equilibrio más idóneo, tanto físico como mental y espiritual de nuestro cuerpo, y mantenerlo el mayor tiempo posible de nuestra vida.

El naturópata, por lo tanto, no pretende luchar contra las enfermedades propiamente dichas, sino que propone naturalizar los medios y las formas de vida de la persona. Su misión principal es la de eliminar las sustancias nocivas, extrañas y perjudiciales que se puedan encontrar en el organismo (desechos, toxinas, venenos, células dañadas, etc.), y en su lugar aportar las sustancias útiles y sanas (vitaminas, minerales, nutrientes, plantas, etc.) para depurar, y regenerar los tejidos. El siguiente paso, si es necesario, es la administración de suplementos orgánicos –Nutrición Celular Activa o Nutrición Ortomolecular- para compensar las deficiencias y ayudar al cuerpo a conseguir restablecer los niveles funcionales óptimos. La función del naturópata pues no es la de curar sino la de estimular el sistema inmunológico vital y la fuerza de auto-curación interna propia de cada ser y así erradicar la enfermedad, es decir hacer actuar la VIX MEDICATRIX.

En lo referente a qué tipo de patologías se pueden tratar, podemos decir que todas. Si las catalogamos en dos grandes grupos como son las agudas y las crónicas podemos decir que los mejores resultados se consiguen en las crónicas, pues las agudas generalmente son manifestaciones de estas últimas y es mejor no tratar los síntomas y dejar que pasen aminorando las molestias.

En las enfermedades crónicas degenerativas tipos cánceres malignos, arteriosclerosis, tuberculosis, alzhéimer, etc. todo depende de variables, pero o se pueden aligerar bastante los síntomas o intentar de parar su avance.

No obstante cómo que se trata de mantener la salud y no de tener que tratar la enfermedad, podemos asegurar que todo el mundo es un usuario potencial de la naturopatía. De hecho es mucho más importante tener el terreno (cuerpo) muy potente, que no preocuparse de qué tipos de virus pululen por el espacio.

Cómo que la naturopatía contempla los tres cuerpos (físico, emocional y mental) como una unidad, se pueden buscar las causas a través de los síntomas con un espectro muy amplio. Así pues nos podemos dar cuenta de que generalmente detrás de un colesterol anormalmente alto o un colon irritable hay problemas de stress, ansiedad, o sentimientos de injusticia.

NOTA:

Las patologías agudas son por ejemplo: una diarrea, un resfriado, una gripe, una alergia puntual, inflamaciones, afecciones puntuales de piel, ………., etc. etc.

Las patologías crónicas son por ejemplo: artrosis, artritis, sinusitis, asmas, cándidas, astenias, cansancio crónico, colon irritable, acidosis, tensión arterial alta, prostatitis, divertículos, osteoporosis, estreñimiento crónico, litiasis renal y biliar, ………, etc. etc.